• Leones


12.12.2018 451

Los Leones se despidieron del Mundial

Tras una floja actuación defensiva, el conjunto dirigido por Germán Orozco cayó por 3 a 2 ante Inglaterra en el cruce de cuartos de final y se despidió del torneo antes de lo esperado. Gonzalo Peillat convirtió los tantos argentinos y terminó como goleador del equipo con seis anotaciones.

Inglaterra - séptimo en el ranking de la Federación Internacional de Hockey- sorprendió al campeón olímpico y se quedó con el pase a la semifinal de la Copa Mundial de Bhubaneswar, tras imponerse por 3 a 2 sobre los Leones.

Tras unos primeros 15 minutos donde el conjunto europeo se mostró más cómodo y llegó a generar peligro con dos oportunidades desde el córner corto, a los 17 minutos, llegó la primera oportunidad para Argentina y Gonzalo Peillat no la desaprovechó para abrir el marcador.

Sobre el cierre de la primera mitad Inglaterra se impuso en la posesión, y luego de una salvadade Juan Manuel Vivaldi ante el intento de Phil Roper, a los 27 minutos, Liam Ansell encaró hacia el área dejando a cuatro argentinos en el camino, y asistió a Barry Middleton, que con un gran disparo cruzado igualó el tanteador.

El complemento encontró nuevamente al equipo inglés con el control de las acciones, generando dos chances desde el córner y siete ingresos al área argentina. Y sobre el cierre de la tercera etapa llegó un nuevo gol rival. Middleton buscó la contra mediante el flick, Pedro Ibarra falló en la recepción y Will Calnan, cara a cara con Vivaldi definió con un potente remate para establecer el 2 a 1.

Los Leones salieron a buscar el empate y lo encontraron rápidamente a los 48 minutos en las manos de Peillat, que volvió a sacarle provecho a un córner corto para anotar el 2 a 2 parcial.

Pero un minuto más tarde, una bocha que ingresó picando al semicírculo argentino encontró el toque de Harry Martin, y tras el rebote en Lucas Vila terminó ingresando al arco, estebleciendo el 3 a 2.

Si bien a cuatro minutos del cierre Argentina sacó a Vivaldi y sumó un jugador de campo, pero la superioridad numérica se vio minada tras las sanciones con tarjeta amarilla que recibieron Agustín Mazzilli e Ignacio Ortiz. En los segundos finales Peillat buscó un desvío en el área, pero George Pinner salvó su arco. De esta forma, la victoria quedó en manos de Inglaterra, que se metió entre los cuatro mejores del torneo y buscará su pase a la final ante el ganador de Bélgica-Alemania.